El Movimiento de Trabajadorxs desocupadxs en Bahía Blanca

 De Pablo Ariel Becher

Las reformas económicas y políticas de la década de 1990 en la Argentina junto con los cambios profundos en las condiciones de trabajo -mayor desocupación y precarización laboral- generaron un conjunto de transformaciones que proporcionaron una mayor desigualdad y empobrecimiento social en un amplio conjunto de la población.


Estos factores estructurales dieron paso al surgimiento de distintas experiencias y organizaciones de resistencia que enfrentaron el proceso de exclusión social y pretendieron concebir alternativas políticas. Entre los movimientos sociales que se opusieron a los efectos de la situación de degradación general, presentando diversas demandas con una fuerte carga de conflictividad, figura el movimiento de trabajadorxs desocupadxs (MTDs).

En la ciudad de Bahía Blanca, ubicado en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires (Argentina), la aparición de las primeras organizaciones de trabajadorxs desocupadxs tuvo lugar en 1995, un año particularmente conflictivo a nivel nacional, donde además se intensificó la desocupación como problema estructural.

Hacia el año 2003, se produce un declive del movimiento en la ciudad, en el marco de un cambio hegemónico en la correlación de fuerzas sociales y una nueva etapa política, donde se tejieron otro tipo de relaciones con los sectores obreros y populares en general.

El objetivo de esta investigación fue el de caracterizar y analizar el Movimiento de Trabajadorxs Desocupadxs (MTD) de Bahía Blanca durante el período 1995- 2003, explicando las relaciones socio- históricas que incidieron en la formación de las organizaciones y sus modalidades de acción colectiva.

La investigación articuló el abordaje de la cuestión del conflicto social, la organización política y la historicidad de los procesos sociales, con la idea de comprender, en última instancia, las formas en que los sujetos sociales se constituyen y organizan colectivamente, asumiendo distintas maneras de pensarse a sí mismos y de definirse en el plano político- cultural.

Deja un comentrario