Se extendió el plazo para presentar ponencias en las Jornadas Hacer la Historia

Mensaje de los organizadores

Estimados Coordinadores de Mesas Temáticas y Panelistas:

Les informamos que continúan con éxito las tareas relativas a la realización de las IX Jornadas de Hacer la Historia. Bahía Blanca, Universidad Nacional del Sur, Argentina 7 al 9 de octubre próximo.

A solicitud de algunos coordinadores hemos visto la conveniencia de ampliar el plazo de presentación de resúmenes de ponencias hasta el 30 de junio. Les enviamos además alguna otra información relativa a cronograma y títulos de paneles así como el nombre de quienes ya han confirmado su participación.

Ante la prórroga concedida creemos conveniente aprovechar la oportunidad para informar a los contactos y realizar una amplia difusión de las Jornadas.

Reiteramos que la presentación de la ponencia completa mantiene la fecha del 30 de agosto.

Agradecemos a todos y particularmente a quienes ya han entregado en fecha sus resúmenes.

Les enviamos un fraternal saludo,

Irma Antognazzi (Grupo Hacer la Historia)
Adriana Rodríguez (Decana del Depto. de Humanidades de la UNS)

Descargar la Tercera Circular

Giuliano Gallo: otro caso de criminalización de la pobreza y la juventud

Descargar la Declaración completa

¿Quién garantiza los derechos humanos de la juventud y del pueblo argentino? Lejos de los declamativos programas oficiales, la impunidad se hizo presente en Bahía Blanca el día 18 de mayo del 2010. Giuliano Gallo, un joven de 14 años del barrio Mi Casita, fue asesinado a balazos por la policía bonaerense el día 1o de febrero del 2008, y el implicado principal, el Teniente Rodolfo Guidobono, ha quedado “libre y absuelto de toda relación con el hecho”.

Las maniobras del abogado Miguel Ángel Asad, defensor de Guidobono, y la complicidad de los jueces Enrique José Montironi y Hugo Adrián De Rosa, se complementaron para dejar impune otro caso de gatillo fácil.

En aquella jornada fatídica del 2008, un grupo de jóvenes del Barrio Mi Casita, un lugar periférico de la ciudad, fueron baleados por más de cinco policías, luego de que un vecino se comunicara “con el teléfono de emergencias 911 alertando sobre ruidos molestos en la casa 25” (La Nueva Provincia, 1o febrero de 2008). Guidobono, el jefe a cargo del operativo, fue detenido y a los pocos meses se le declaró prisión domiciliaria hasta tanto se encontraran pruebas contundentes en su contra.

Sigue leyendo Giuliano Gallo: otro caso de criminalización de la pobreza y la juventud